domingo, 11 de diciembre de 2011

Solo Esperar

"Como un tipo de anestesia en mis venas, un sorbo de delirio, como tranquilidad intensa en mi alma, un respiro de anonimato. De noche, siempre de noche, soy el transeúnte del olvido, el tipo de la esquina de un bar sin nombre, el extraño que te observa en misteriosa calma. Bañado en ruido escuchando idiomas extraños sigo respirando, tan complejo como siempre, tan solitario como desde el primer día. Hoy no tengo nombre para el mundo, soy solo un numero sin rostro que se conforma con su realidad. Me reinvento con presentes repetidos y protagonistas nuevos, como una historieta que se escribe a si misma en un teatro de vulnerabilidad. Me pregunto aun mi sendero, del pasado muy poco me arrepiento, he aprendido a ser quien soy y a perder casi todo lo que fui. No hay montañas demasiado altas y pasiones demasiado bajas, no hay dolor que no conozca, no hay amor que no haya negado. Me siento donde todos me ven y nadie me conoce, para ser un fantasma de la luna, un poeta sin papel. Vivo las madrugadas sin arrepentimientos y me gradúo de insomnios en cada despertar. Mientras escribo estoy vivo y me preparo para morir con el alba si fuera necesario. A quien le importa la vida de un don nadie si se esconde en su propia locura? Detener el tiempo ha sido mi mas grande fracaso, escribir mi vida ha sido un accidente siempre postergado. Cada paso recorrido es un espejismo superado con la inocencia de un niño y el resultado de una verdad.
Aguardo en las multitudes unos cuantos imposibles, una quimera inesperada, un acto de magia desesperado.
Un sorbo mas y me desnudo al silencio, como quien no le importa el tiempo y decide esperar, sin saber a quien o que, solo esperar".

www.alicastro.com/diario

1 comentario:

  1. Como siempre tus palabras trasmiten un mensaje que me transporta a otro lugar, un mensaje que me hace reflexionar, un mensaje que me deja sin palabras.!!!! Felicitaciones Ali escribes de una manera espectacular, tienes un bello don que sabes aprovechar.!!!

    ResponderEliminar